Como curar los forúnculos

Como curar

Como curar diversas enfermedades, aliviar síntomas y tratar dolencias con remedios caseros y naturales

Los forúnculos pueden ser una molestia desagradable, pero en su mayor parte que son bastante inofensivos. Sólo duran un par de semanas, así que pueden ser tratados con algunos remedios que puedes encontrar en tu casa.

Los forúnculos comienzan siendo bastante inofensivos, pero se convierten en monstruos. Por lo general, es un puntito o un grano rojizo que notas en la axila un día y se convierte en una hinchazón, o bulto doloroso al siguiente. Los forúnculos son el resultado de una infección bacteriana, por lo general de estafilococos, se crea por un folículo piloso. La bacteria obtiene una invitación de puertas abiertas cuando se lastima el folículo piloso. Esto puede ocurrir a partir de una herida, tal como podría ocurrir a partir de un ungüento oleoso o loción, o de la irritación, como puede suceder cuando la ropa se frota contra los folículos. Las personas que tienden a sudar con frecuencia son portadores de estafilococos y por lo tanto fisiológicamente más propensos a tener forúnculos. Otros problemas, tales como acné, dermatitis, diabetes y anemia, pueden aumentar el riesgo de contraer el crecimiento excesivo de bacterias estafilococos. Los hombres son más propensos que las mujeres a tener forúnculos.

Cómo curar forúnculos

Los forúnculos pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo que tengan folículos pilosos, pero por lo general se producen en la cara, el cuero cabelludo, debajo del brazo, el muslo, la ingle y las nalgas. Los forúnculos pueden variar en tamaño, desde pequeños granos de tamaño de llagas a protuberancias grandes y dolorosas, pero por lo general son más grandes que cuatro centímetros de diámetro.

Un grupo de forúnculos se denomina carbunco. Estos se encuentran con mayor frecuencia en la parte posterior del cuello o en el muslo. Los carbuncos son más graves que los forúnculos y se acompañan con frecuencia de fiebre y fatiga. Puede ser blanquecino, con una secreción sanguinolenta. El carbunco requiere atención médica.

Los remedios caseros citados a continuación, son fáciles de crear y ayudan en algunas molestias de forúnculos. De hecho, puedes prepararlos justo antes del desayuno.

Remedios caseros

  • Harina de maíz.
    La harina de maíz no tiene propiedades medicinales por sí misma, pero si de absorción, y esto hace que sea un tratamiento eficaz para los forúnculos. Hervir 1/2 taza de agua en una olla y agregar la harina de maíz para hacer una pasta espesa. Aplicar la pasta de harina de maíz en forma de cataplasma, y cubrirla con un paño. Repita cada una o dos horas hasta que el forúnculo explote y pueda ser drenado.
  • Tarro de jalea.
    Utilizar un tarro de jalea como ventosa, es un tratamiento antiguo para los forúnculos. Hervir una taza en una olla de agua durante unos minutos. Con unas pinzas, tomar la taza de la olla y dejarla que se enfríe un poco antes de ponerla en el forúnculo (no quieres que la taza este demasiado fría o no habrá ninguna aspiración, pero asegúrate de que no esté tan caliente que te quema.) Mientras la taza se enfría en el forúnculo, la succión lleva la sangre y circulación en la zona y drena el forúnculo. Secar y lavar la pus.
  • Bacon.
    La grasa y el contenido de sal de cerdo salado se cree que ayuda a reducir el forúnculo. Poner un poco de cerdo o tocino salado en la sal y colocar la carne entre dos trozos de tela. Aplica el paño sobre el forúnculo. Repítalo todo el día hasta que el forúnculo llegue a un punto que se pueda drenar. Esto puede ser un poco incómodo.
  • Huevos.
    El blanco de los huevos duros se utilizaba para el tratamiento de forúnculos en el siglo XIX. Después de hervir y pelar un huevo, coja el blanco y aplíquelo directamente en el forúnculo. Cubrir con un paño.
  • Leche.
    Caliente 1 taza de leche y poco a poco añada 3 cucharaditas de sal (añadiendo la sal demasiado rápido puede hacer que la leche cuaje). Cocina a fuego lento la leche durante diez minutos. A continuación, añadir harina y trozos de pan desmenuzado para espesar la mezcla. Divida la mezcla en 4 cataplasmas y aplique uno al forúnculo cada media hora.
  • Cebolla.
    La cebolla picante tiene productos químicos antisépticos y actúa como un agente antimicrobiano e irritante que sirve para extraer la sangre y "la pus" del forúnculo. Corta una rebanada gruesa de cebolla y colóquela sobre el forúnculo. Envuelve el área con un paño. Cambia la cataplasma cada tres o cuatro horas hasta que el forúnculo explote y pueda drenarse.
  • Nuez moscada.
    La nuez moscada estimula la circulación en el cuerpo, lo cual puede ayudar a tu cuerpo a combatir la infección bacteriana en el forúnculo. Mezcla 1/2 cucharadita de nuez moscada en polvo en 1 taza de agua caliente y bébela.

Qué hacer y qué no hacer

  • No se puede aplastar o romper el forúnculo, no importa lo tentador que sea. Darle tiempo al forúnculo a madurar y explotara por sí solo. Si te tomas el asunto en tus propias manos, te arriesgas a la difusión de la infección y de la creación de problemas más dolorosos.
  • Asegúrate de lavar las toallas, compresas o ropa que han tocado la llaga. De lo contrario, puedes propagar la infección.
  • No compres productos sin recetas medicas que pretendan extraer el líquido del forúnculo. Estos sólo irritan el forúnculo y hacen que explote prematuramente. Esto puede hacer que la pus de las bacterias infestadas se difundan en el cuerpo, y posiblemente, entren en el torrente sanguíneo.

Artículos relacionados con Como curar los forúnculos