Como curar juanetes

Como curar

Como curar diversas enfermedades, aliviar síntomas y tratar dolencias con remedios caseros y naturales

Si hay una protuberancia ósea en la articulación de tu dedo gordo del pie, la zona está irritada o inflamada, o el dedo gordo y el segundo dedo se superponen, es probable que tengas juanetes.

Los juanetes duelen, y pueden hacer que caminar sea difícil y doloroso. El usar el tipo correcto de zapatos es el primer paso en el tratamiento de los juanetes, aquí están algunos remedios caseros que pueden aliviar el dolor y las molestias de los juanetes.

Cómo curar juanetes

Tratar con hielo para aliviar los juanetes dolorosos

Si los juanetes están hinchados o inflamados, las compresas frías pueden ayudarte a aliviar el dolor. Envuelve un poco de hielo, o una bolsa de hielo en una toalla. Aplícalo a tus juanetes por diez a quince minutos. El hielo reducirá la hinchazón y aliviara el calor y la sensación febril.

¿No te gusta el frío? Una almohadilla térmica también puede ayudarte cuando los juanetes estén hinchados o inflamados.

Masajear los juanetes

Un buen masaje puede ayudar a tus juanetes dolorosos a sentirse mejor. No los frotes de lado a lado. Frota sus juanetes en forma circular durante unos diez minutos.

Utilizar separadores para aliviar la presión causada por juanetes

Los juanetes causan que la articulación del dedo gordo se agrande, lo que empuja al dedo gordo del pie hacia tus otros dedos. Esta alineación antinatural ejerce presión sobre la articulación del dedo gordo, que a la larga, hará que caminar incluso distancias cortas, sea un ejercicio doloroso.

En la farmacia, puedes encontrar separadores que pueden ser colocados entre tu dedo gordo y el segundo dedo del pie. Estos espaciadores ayudan a empujar el dedo gordo del pie de nuevo en su alineación regular, y toman algo de la presión de la articulación.

Hay otros remedios de venta libre diseñados para ayudar a aquellos que sufren de juanetes. Echa un vistazo a la farmacia, y mira que otros remedios podrían ser capaces de ayudarte.

Remojar los juanetes en sal de Epsom

Sumergirse en las sales de Epsom ha sido utilizado como un remedio casero para muchas dolencias. Y remojar los pies en la sal de Epsom y agua muy caliente puede ayudarte a aliviar el dolor y la hinchazón de los juanetes.

También puedes probar algunos de los productos comerciales para remojar los pie que encontrarás en la farmacia.

Incluso si no tienes las sales de Epsom, simplemente remojar los pies en agua tibia puede ayudarte a aliviar el dolor y la hinchazón de los juanetes.

Analgésicos de venta libre

Los analgésicos de venta libre pueden aliviar el dolor causado por los juanetes. Si bien los medicamentos de venta libre que contengan paracetamol (Tylenol) pueden ayudarte con el dolor, el naproxeno y el ibuprofeno (como Advil o Motrin) aliviará el dolor y la inflamación.

¿Qué pasa si los remedios caseros no funcionan?

Si sólo quiere deshacerse de tus juanetes, eliminando el dolor y las molestias para siempre, puedes hacer que se extirpan quirúrgicamente. También se recomienda la cirugía cuando los juanetes están deformando los dedos.

Aunque siempre hay riesgos en la cirugía, la cirugía para extirpar los juanetes es generalmente un procedimiento ambulatorio sencillo. Mientras que la recuperación completa tarda hasta cuatro semanas, los pacientes a menudo están de pie y caminando unos pocos días después de la cirugía.

Los juanetes pueden ser dolorosos. En los casos graves, los juanetes incluso pueden debilitar. Pero, con estos remedios caseros, puedes aliviar el dolor de juanetes, y hacer que tus pies sean felices de nuevo.

Artículos relacionados con Como curar juanetes